Excelente Reporte

Muchas gracias por ser tan pacientes con nosotros puesto que nos ha tomado algo de tiempo escribir un reporte en la situación médica de Jonathan.order viagra Hay mucho que compartir, así que ahí les voy.

Desde que salimos del hospital a mediados de Junio, Jonathan se ha seguido recuperando muy bien. Lentamente a reiniciado sus actividades normales -desde cuestiones de trabajo, hasta tiempo de juego con los niños 🙂 Mientras tanto, hemos tenido citas de seguimiento con cada unos de sus doctores. El primero fue el doctor que estaba tratando la infección en su cráneo. Hace aproximadamente tres semanas Jonathan terminó su tratamiento de antibióticos y el doctor evaluó que la infección debía ya haberse resuelto. El 11 de Julio Jonathan tuvo la resonancia magnética que se había programado como seguimiento de su primera cirugía. La resonancia salió “limpia”, osea sin signos visibles de infección o tumor. El doctor fue muy claro en explicar que sólo una infección muy grande podría captarse, pero hasta la fecha no se ha presentado ningún problema, así que tomamos esto como una confirmación de que que la infección de hecho ya ha desaparecido. Estamos muy agradecidos.

Lo siguiente son los coágulos en la sangre. Dios nos dirigió con una internista muy buena que ha estado monitoreando este asunto, junto con el resto de la salud general de Jonathan. Cada una o dos semanas ella revisa los niveles de Jonathan y ajusta su medicamento conforme se necesita. Todavía está tomando anticoagulantes, pero el viernes pasado la doctora nos dijo que ya no necesitará chequeos hasta dentro de un mes cuando le hagan también un ultrasonido de su brazo para ver si los coágulos se ha disuelto. Ella espera que justo después de esto podrá descontinuar el medicamento. Así que podemos decir que también ha habido gran mejoría en esta área.

La otra gran complicación es el síndrome de la hiper-sensibilidad al Fármaco (DRESS). El mes pasado la dermatóloga nos dijo que continuaría revisando los órganos internos de Jonathan cada mes hasta ver que sus niveles estuvieran normales otra vez. En esa fecha ella estaba planeando dar a Jonathan de alta en Diciembre. Bueno, ayer fuimos a su chequeo y cuando la doctora entró al consultorio nos dijo con una gran sonrisa que los niveles de Jonathan han regresado totalmente a la normalidad y que ya no tendremos que verla otra vez -a menos que la necesitáramos, porque no espera que la reacción recurra. Nos explicó que es posible que el cuerpo de Jonathan tome otras seis semanas para recuperarse por completo, pero eso nos pareció nada después de escuchar que lo más probable es que también el síndrome de la hiper-sensibilidad al Fármaco ha desaparecido. Hoy, Jonathan ya no está tomando esteroides. Otro increíble regalo de Dios.

Como vemos las cosas en este momento, los siguientes pasos son: asegurar que los coágulos se disuelvan, platicar con los neurólogos sobre el remplazo de la pieza de cráneo de Jonathan, y orar fervientemente que el tumor nunca regrese. La siguiente resonancia está programada para Octubre, por favor oren con nosotros que ésta revele que no hay más tumor. Dependemos de Dios.

Con corazones profundamente agradecidos, continuamos poniendo nuestra confianza en Aquél que es soberano sobre todas las cosas. Él es nuestra fuente de gozo, confianza, fuerza y esperanza.

“No temas, que yo te he redimido; te he llamado por tu *nombre; tú eres mío. Cuando cruces las aguas, yo estaré contigo; cuando cruces los ríos, no te cubrirán sus aguas; cuando camines por el fuego, no te quemarás ni te abrasarán las llamas” Isaías 43:1-2